En el s. XVII, las primeras tabaqueras estaban restringidas a las clases más pudientes que guardaban en ellas la hierba del tabaco, muy apreciada entonces como exótico remedio para las más diversas dolencias. Labradas en porcelana, marfil, laca, esmalte,cristal… eran pequeñas obras de arte que recordaban a los pequeños frascos medicinales. Con la popularización de su uso, la tabaquera se integró en la vestimenta diaria como un complemento más que pendía de los cinturones.

Tabaquera 'Bebendo de ti'

27,00 €