×

Mensaje de error

Nuestra tienda permanecerá cerrada por mantenimiento hasta el próximo 1 de julio. En breve estaremos de vuelta, gracias por tu comprensión.

En el s. XVII era habitual que los documentos importantes y las cartas oficiales se guardasen en lujosas carteras de cuero repujadas en oro y orfebrería. Las clases nobles se hacían encargar series completas de estas piezas en las que se grababan los motivos heráldicos de la familia. En la actualidad, las carteras portadocumentos son piezas mucho más prácticas que se han adaptado a las necesidades del día a día.