En la primera mitad del s. XX la bandolera fue un icono de la mujer trabajadora que se desplazaba en bicicleta y precisaba las manos libres para el trabajo en las fábricas. Eran bolsos anchos y sencillos que hoy están considerados como los precursores del actual 'working bag'.